Beckham suplente por primera vez

El inglés sólo jugó 10 minutos en el empate

David Beckham tendrá que apretar los dientes y trabajar duro si quiere hacerse respetar en el Milan. La llegada de Mancini, procedente del Inter, en el mercado de invierno ha puesto en cuestión la titularidad del inglés a las primeras de cambio.

La suplencia de Becks ante el Bolonia no parece ser una medida excepcional de Leonardo, que ha dado el visto bueno a la cesión por seis meses de su compatriota Mancini, y que no dudó en sentar en el banquillo a la estrella del Galaxy, por más que éste haya sido un fijo en sus alineaciones desde que recalara en Milán.

Con este nuevo panorama, Beckham dispuso de once minutos sobre el terreno de juego para ayudar a su equipo a deshacer un empate que deja definitivamente el Scudetto en manos del Inter. Poco tiempo como para enmendar una tarde en la que sus compañeros no estuvieron a la altura.

Y es que el Bolonia controló sin problema a los de Leonardo, que sólo en un remate al larguero de Ronaldinho, con una espectacular tijereta eso sí, dieron sensación de poder llevarse el partido.

El resto no pasó de ser un ejercicio de suficiencia para un equipo poco ambicioso y abandonado. Es más, si Dida no hubiese lucido sus reflejos en un remate envenenado de Di Vaio igual la historia hubiese sido más dura para los milanistas.

Sólo la desesperación hizo que el Milan cambiara el ritmo al partido, pero fue demasiado tarde porque las dos jugadas más peligrosas llegaron a falta de tres minutos para el final. La primera la protagonizó Borriello con un buen disparo que atajó Colombo; la segunda, mucho más peligrosa, se topó con el larguero en un gran remate de Ambrossini. Quizá les faltó suerte, pero lo más justo fue un empate que deja tocado al Milan.

Carlos Manuel Sánchez es periodista deportivo especialista en fútbol internacional. Ha cubierto para el diario MARCA las competiciones más importantes durante 14 años y es colaborador de radio MITRE en Argentina. Puedes seguirle en twitter: @sanchezCM