Galaxy vence con lo justo al Revolution

Gol de Buddle al minuto 6 resolvió el partido para los angelinos

CARSON, Calif. – El ‘First Kick 2010’ concluyó con la victoria 1-0 del Galaxy sobre el New England Revolution en el Home Depot Center.

El último partido de la primera jornada se resolvió al minuto seis, cuando un centro de Landon Donovan desde el costado izquierdo fue convertido sin problemas por un certero cabezazo de Edson Buddle, otorgando a Los Angeles sus primeros tres puntos de la temporada.

Los locales fueron más en la primera parte, con peligrosas combinaciones de sus líneas de mediocampo y ataque, siempre buscando el remate de Buddle. Incluso los zagueros laterales Sean Franklin y Todd Dunivant subieron y en más de una ocasión colocaron en aprietos a la defensa visitante.

Por su parte, Nueva Inglaterra trató de utilizar el toque corto como arma de penetración, pero se encontró con un muro impenetrable construido por la defensa galáctica, que apenas dejó que el portero Donovan Ricketts tocara el balón durante la fracción inicial.

El arranque del segundo tiempo mostró a un Revolution más arriesgado en pos del empate, con interesantes variantes en su ataque y pelotazos largos que produjeron más de un susto en la retaguardia angelina.

Ya en plena etapa complementaria, el juego de ambas escuadras, algo desgastadas físicamente, se tornó algo errático y enredado en el mediocampo, sin avances significativos frente a ninguna de las dos porterías.

Pero a los 78,  luego de un arrancón en profundidad de un imparable Donovan, que dejó pagando al lateral derecho, el Galaxy se animó de nuevo. Minutos después, un remate de media distancia de Buddle se estrelló en las manos del portero Preston Burpo, ahogando el grito de gol y subiendo la temperatura de los 21.376 asistentes en el recinto de Carson, entre ellos el lesionado David Beckham, quien vio el partido desde un palco privado.

Y a tres del final, tras otra escapada de Donovan en solitario, Buddle se complicó solo frente a Burpo y dilapidó la oportunidad más clara para sentenciar un duelo que finalizó con justo resultado para el Galaxy.