El camino de Edson Buddle hacia Sudáfrica

Desde sus inicios hasta su gran presente con el Galaxy

buddle_usvsczech

Photo Credit: 
Timothy A. Clary // Getty Images

El ingreso de Edson Buddle a la planilla final de 23 jugadores que representarán a los Estados Unidos en la cita mundialista de Sudáfrica dejó en claro no solamente la necesidad del técnico Bob Bradley de contar con artilleros que tengan olfato de gol, sino el buen momento por el que atravieza el artillero galáctico.

Edson, cuyo nombre hace honor a la gran admiración de su padre por el Rey Pelé, logra ahora dar un paso importante en una carrera que comenzó hace diez años, pero que no parecía haber despegado del todo.

Y es que pese a que el galáctico comenzó su andar como profesional en 2000, con los Long Island Rough Riders, equipo que en eso momento competía en la USL A-League, parecía cargar a cuestas la triste cruz de un gran talento malogrado por las lesiones.

Hasta que sus problemas de salud comenzaron a acosarlo, Buddle se había ya hecho pieza fundamental del triunfo del Columbus Crew en la Copa Abierta de 2002, con 9 goles, lo que repitió en 2003 y 2004 con campañas similares, marcando 9 y 11 anotaciones, respectivamente.

Su potencial con el equipo nacional también había sido afectado por sus problemas físicos, ya que solamente registraba una corta aparición con su seleccionado, en un amistoso contra Venezuela en 2003, además de algunas participaciones con los equipos Sub-20 y Sub-23, y de jugar la Copa Mundial Juvenil en 2001.

Pero sus recientes triunfos con el Galaxy, equipo que lo contrató a mediados de 2007, luego de pasar sin pena ni gloria por Red Bulls y Toronto FC, le valieron las felicitaciones de su técnico Bruce Arena y quizás la oportunidad dorada que le llegó de manos de Bradley.

“Una buena parte de su éxito de hoy es que ha sido capaz de mantenerse saludable”, dijo Arena recientemente. “Cuando yo llegué (al Galaxy) en 2008, (Buddle) tuvo problemas con su tendón de aquiles, y en 2009 sufrió una lesión en su muslo… este año ha trabajado bien en la pretemporada, ha estado en gran forma física y su técnica ha mejorado. Además, tiene una gran confianza en su propio éxito”.

Por lo pronto, la decisión del coach Bradley demuestra lo que muchos ya saben: que las condiciones parece tenerlas de sobra y que sólo es cuestión de aprovechar sus fortalezas y trabajar en sus zonas débiles para salir adelante, como lo explica Cobi Jones, técnico asistente del Galaxy y estrella mundialista por derecho propio.

“No se puede enseñar la habilidad de colocar la pelota en el fondo de la red y él la tiene, lo mismo que la gran virtud de medirse cara a cara con los defensas. Sin embargo, algo que le falta es que tiende a desconectarse del equipo en pleno juego”. 

Para Jones, el delantero neoyorquino es bueno con sus dos piernas –un gran atributo para un goleador– pero debe seguir trabajando en sus tiros y en sus pases, concentrándose en estar en la misma tónica que el equipo.

“Edson es un delantero que se la hace difícil a la defensa contraria y siempre encuentra la forma de anotar el gol”, concluye el ex seleccionado y emblema del Galaxy.