Galaxy enfrenta a un rival peligroso en San José

A pesar del último triunfo, L.A. no subestima al Quakes

warmups

Photo Credit: 
Getty Images

Bookmark and Share

CARSON, Calif.- El Galaxy se prepara para medirse ante los Earthquakes de San José, en el segundo y último cotejo de la temporada entre ambas escuadras.

Al frente del equipo angelino, de nuevo se encuentra el entrenador Bruce Arena, quien se recupera aún de los malestares provocados por un caso de dengue que lo sacó temporalmente del banco para el partido en Nueva York.

“Fue lo que llaman fiebre de dengue que pudo haber sido debido a un mosquito infectado pero no fue influenza. Ya estoy tratado y aunque me tomará unos días recuperarme del todo no habrá efectos de largo plazo… seguro el mosquito ya está muerto”, bromeó el ‘coach’ al final de un entrenamiento regular durante un caluroso día en Carson.

Los galácticos llegan a este partido con la frente en alto después de haber conseguido tres valiosos puntos que sacaron como visitantes ante las estrellas del Red Bull.

“Creo que los tres puntos fueron enormes en este punto ya que nos acercamos a cumplir con nuestro calendario de juegos fuera de casa”, acoto Arena.

Precisamente uno de estos juegos como visitantes será el que tengan este próximo domingo en el Buch Shaw Stadium de San José, cuando por segunda vez consecutiva lleguen a un recinto deportivo recién estrenado.

“Será un juego duro. Aunque nunca hemos jugado allá, sabemos que es un campo corto y rápido y que el equipo (de San José) necesita ganar en casa, por lo que creo que serán muy agresivos”.

Los galácticos empataron a dos tantos en su primer cotejo frente a los Earthquakes, realizado el pasado julio el Home Depot Center, con un gol salvador de Landon Donovan en el minuto noventa.

Sin embargo, las cosas en general pintan bien para los angelinos, que están cerca de completar sus juegos como visitantes y encarar la última parte del torneo con siete partidos en casa (seis como locales).

“Este año tenemos considerablemente más puntos que el año pasado; estamos con algunos jugadores fatigados por lo que es genial tener un ritmo en el que jugamos una vez a la semana”, concluyó el estratega.