Rovira listo para el desafío con La Selecta

Jugador de Galaxy feliz por llamado a la Selección de El Salvador

Alan Rovira

Photo Credit: 
Robert Mora

Bookmark and Share

CARSON, Calif.- Quizás por estos días solamente exista una persona
más feliz que el joven salvadoreño Alan Rovira, con motivo de su
convocatoria a la selección nacional de mayores de El Salvador: su padre
William.

“A él le encanta el futbol y me ha apoyado desde
siempre, ya que va a mis partidos… él siempre ha hecho todo por mí y
quiero que esté orgulloso… Ahora anda muy feliz, hablándole a todos”,
dice el jugador sobre el hombre que lo hizo enamorarse del fútbol desde
que era un niño.

“Empecé a jugar a la edad de 4 años… mi amor por
el fútbol es muchísimo”, dice el juvenil quien hace parte de las
fuerzas básicas del Galaxy, y quien fuera recientemente convocado por el
técnico salvadoreño Jose Luis Rugamas, para los próximos amistosos de
La Selecta, frente a Honduras este 4 de septiembre en Los Ángeles, y a
Guatemala el 7 en Washington DC.

Rovira tiene 18 años, mide 5.9
pies de altura y ha formado parte de las divisiones inferiores del
Galaxy en sus categorías Sub 16, durante la temporada 2008-2009, y Sub
18, este año, en donde ha anotado dos goles en 20 presentaciones.

“Entrenamos
tres veces por semana… en septiembre retomamos y nos preparamos para la
temporada contra equipos del Sur de California” dice Rovira sobre su
actual club, en el que ha recibido las respectivas felicitaciones de sus
compañeros y entrenadores, pocos días antes de integrarse al equipo
salvadoreño.

“Al principio vi en línea que me habían convocaron y
luego me informé en los periódicos, pero aún non he hablado con nadie…
empiezo a entrenar el primero de septiembre, y el 4 y el 7 hay dos
partidos”.

Rovira sabe que tiene mucho por recorrer aún, pero
espera aprovechar esta oportunidad de llegar a un equipo en el que sabe
hay mucha competencia.

“El equipo tiene muchachos que juegan muy
bien… hay mucho talento y espacio para crecer y tengo esa ilusión… Es
una gran oportunidad y hay que tomarla…”.

Sin embargo también
tiene confianza en sus fortalezas y en lo que pueda aportar al conjunto
centroamericano, con las experiencias obtenidas en Los Ángeles.

“Juego
de medio porque soy hábil con el balón y veloz. Encaro a la defensa
driblando y trabajo defensivamente también”, concluye.