Beckham busca estrenarse ante Columbus

Tras recuperarse de su lesión, Becks aspira debutar ante el Crew

David Beckham

Photo Credit: 
Getty Images

Bookmark and Share

El cojeo ya se fue, pero el deseo y la determinación nunca dejaron a David Beckham del LA Galaxy.

El
internacional de Inglaterra continúa hacia adelante con su dolorosa
rehabilitación de la ruptura de su Tendón de Aquiles izquierdo, el cual
sufrió el 14 de marzo cuando militaba para el AC Milan, y el jugador de
35 años de edad se siente optimista en poder jugar en algún momento en
las próximas semanas. Los doctores originalmente trazaron la fecha de
regreso para el 1 de octubre, pero leal a su forma, Beckham tiene sus
ojos puestos a un regreso a la acción este mes.

“La fecha
original de los doctores era el 1 de octubre, pero yo siempre dije que
quería estar listo antes. Mantendré los dedos cruzados y espero poder
jugar una parte del partido aquí ante Columbus. Estaré en la banca, pero
espero poder entrar por unos 15-20 minutos; eso es lo que estoy
viendo”.

Beckham participó de su primer entrenamiento completo
con el club el 11 de agosto y ha incrementado gradualmente su trabajo,
juntándose al resto del plantel en la mayor parte de los ejercicios de
práctica. El jugador dice estar sintiéndose cada vez mejor, a pesar de
admitir que su nivel físico “está como de pretemporada”.

“En este momento, tengo días buenos y días malos”, dijo.

“Uno
se levanta con mucho más dolor en el cuerpo durante la pretemporada.
Tengo que hacerlo porque necesito llegar al punto más cercano de buena
forma posible.

“Es un poco difícil cuando uno no ha disputado
partidos; ahí es donde la buena forma física llega. Pero estoy haciendo
lo que puedo en el gimnasio y en el campo, tratando de darle la fuerza
de vuelta a mi pierna.

“Es difícil cuando uno sabe que no puede
hacer algunas cosas que solía hacer. Hacer ejercicio era algo a lo que
yo me dedicaba en los últimos 25 años, y el no poder hacerlo fue algo
duro para mí”.

Beckham pasó de moverse con muletas por seis
semanas a caminar con una bota inmovilizadora, y fueron casi 2 meses y
medio antes de que pudiera ponerle peso a su pierna.

El jugador no pudo trotar sin cojear por 4 meses y medio y admitió que todavía siente un poco de temor en el campo de juego.

“Cuando
uno pasa por un trauma como éste, una lesión como ésta, siempre va a
haber ese algo en tu cabeza diciendo, ‘la última vez que me moví así fue
cuando me lesioné’. Girar y cortar y empujar sigue siendo difícil para
mí, pero eso va a regresar con el tiempo”.

Y no muy temprano. Beckham admitió su frustración de no poder jugar en los últimos seis meses, por ponerlo en términos suaves.

“Es
probablemente mejor preguntarle a mi esposa más que a mí”, dijo con una
sonrisa. “Estar en la casa, sin poder entrenar, sin poder jugar, pienso
que ha sido peor para ella que para mí; ha sido un camino largo.

“Honestamente,
el tiempo ha pasado más rápido de lo que pensé, han pasado 5 meses y
medio. La rehabilitación ha sido dura; estar motivado a hacer las mismas
cosas todo el tiempo, dos veces por día por los últimos cuatro meses ha
sido difícil, pero ya casi termino.

“Tengo que tener cuidado
obviamente, tengo gente que me cuida, que tratan de completar mi
trabajo. Realmente estoy ansioso de jugar de nuevo. Siempre me he
trazado una meta y he tratado desde el comienzo regresar antes de los
seis meses; espero poder hacer eso”.

Beckham aseguró que el pensamiento de retirarse nunca cruzó por su mente cuando se lesionó.

“No,
ni una vez, en ningún puntos”, dijo convencido. “Cuando uno sostiene
una lesión de este tipo y uno se da cuenta lo seria que es, uno se
preocupa de no poder regresar a jugar al nivel más alto. Probablemente
lo tuve en la mente por 10 segundos.

“Estuve rodeado de mucha
gente que fue muy positiva, mis compañeros fueron positivos… tuve mucho
apoyo de todo el mundo en el club, familia y amigos, me ayudó a pasar
por esto”.

De la misma manera que pasó por el momento más difícil
de esta parte de su carrera, el jugador tiene la confianza de que el
Galaxy le pondrá fin a sus problemas recientes.

El equipo tiene un récord de 3-5-2 después del récord de 10-0-2 con el que comenzaron su impresionante liderazgo sobre el Real Salt Lake en la Conferencia del Oeste, el cual se ha acortado solamente a tres puntos. Su ventaja sobre el Columbus Crew
en la carrera por el Supporters Shield, para el equipo emelesero con
mejor puntaje en la temporada regular, es de solo dos puntos.

“No
pienso que sea un problema grande,” dijo Beckham. “Comenzamos la
temporada muy bien, y en el medio de la temporada siempre va a haber un
punto donde el nivel baja. Estamos pasando por eso en este momento.

“Tenemos
que darnos cuenta que cómo individuos y como equipo tenemos que pasar
momentos difíciles para ganar la Copa MLS. Disfrutamos la primera parte
de la temporada, y tenemos que encontrar la manera de salir de esto. No
será difícil porque tenemos la habilidad, tenemos los jugadores y
definitivamente tenemos la unidad en el equipo.

“Es solamente pasar por este mal momento, y cuando hagamos eso esperamos poder llegar hasta el final".