All-Star: David Beckham agradecido con Sir Alex

Estrella del Galaxy enfrenta a su ex equipo Manchester United


HARRISON, N.J. – Durante muchas temporadas David Beckham fue la figura del Manchester United, ganando varios títulos en Inglaterra y en Europa. Pero este miércoles las cosas fueron diferentes para el estelar inglés, quien enfrentó a su ex equipo en el Partido de las Estrellas de la MLS, siendo el United era el invitado de lujo.

Tras el encuentro que terminó 4-0 a favor de los ingleses, Beckham dijo haber disfrutado la experiencia de enfrentar al club que lo vio crecer y se volcó en elogios para el veterano estratega, Sir Alex Ferguson, reconociendo que fue quien lo ayudó a su formación como futbolista de clase mundial.

“Tuve muchos años y muchos años exitosos con Manchester United y jugando bajo la tutela de Sir Alex Ferguson. Hoy no estaría en la posición que estoy si no fuera por él, porque él me dio el chance cuando tenía 16 o 17 años, y él tiene la fe de darles a los jóvenes el chance. Le debo mucho”, expresó Beckham.

“Él fue una figura paternal para mí por muchos años”, agregó.

El cuadro ingles volvió a demostrar su clase logrando un contundente triunfo de 4-0 contra su hijo prodigio, quien lo intentó todo en el campo de juego y deleitó a la afición, aunque no fue suficiente para detener a los Red Devils. Pero a pesar del resultado adverso, el mediocampista destacó que no fue una vergüenza perder de esa forma.

“Obviamente cuando tu juegas ante un equipo como Manchester United tu esperas que sea duro, tu esperas que ellos jueguen como ellos jueguen. Así que siempre  a ser un juego duro, pero no, no es vergonzoso porque  juegas en contra de uno de los mejores equipos en el mundo”, dijo el mediocampista del L.A. Galaxy.

“Es un honor de estar allá fuera para jugar en frente de estos apasionados fanáticos, y un honor de jugar en este gran estadio”.

Y es que el actual monarca de la Liga Premier solo le bastó general situaciones de gol para convertirlos. El brasileño Anderson (8’), el surcoreano Park Jim-Sumg (45’), el búlgaro Dimitar Berbatov (52’) y Danny Welbeck (67’) fueron los encargados de aguarle la fiesta a Beckham.

El llamado “Spice Boy” fue uno de los mejores hombres en la cancha para el DT Hans Backe, sirviendo pases dibujados para sus compañeros, generando jugadas y pateando el balón como solo él lo sabe hacer y que le ganó el respeto de todos a nivel mundial.