Crónica WFC: Galaxy 1-4 Real Madrid . . . Fiesta merengue

El Real Madrid se dio un festín y goleó 4-1 Galaxy

LOS ÁNGELES. – El Real Madrid debutó en el World Football Challenge dando una verdadera muestra de buen fútbol, con una clara victoria por 4-1 sobre el L.A. Galaxy el sábado en el Coliseo Memorial de Los Ángeles.

El dominio merengue fue total desde el primer minuto del partido, el cual fue el primero de la pretemporada del cuadro español y marcó también la primera vez que David Beckham enfrentó a su ex equipo desde su partida en el 2007.

Real Madrid logró tantos en el primer tiempo por medio de los canteranos José Callejón y Joselu, para luego ampliar la diferencia con goles de los experimentados Cristiano Ronaldo y Karim Benzema. Adam Cristman registró la única anotación del Galaxy.

EL PARTIDO

Real Madrid dominó todas las acciones del  encuentro y empezó a avisar desde temprano. En el minuto 4’, el brasileño Kaká le filtró un balón a su compatriota Marcelo, quien sacó un tiro desde el borde del área que pasó rozando el travesaño angelino.

Dos minutos después, Juninho respondería por parte del Galaxy con un tiro de media distancia que salió desviado. Sin embargo, esa sería una de las pocas jugadas de gol del Galaxy, ya que Real Madrid comenzó a dar una cátedra de fútbol comandada por un inspirado Kaká, quien aterrorizó la defensa del Galaxy por la totalidad del primer tiempo.

Justamente fue de los pies del brasileño de la que salió una de las jugadas más controversiales del encuentro, cuando ingresó al área sobre el minuto 19 por la banda izquierda superando a Landon Donovan, quien lo derribó. Sin embargo el juez central Jorge González no pitó la infracción.

Seis minutos después, Kaká una vez más estuvo cerca de abrir el marcador luego de recibir un centro de Joselu, pero su remate fue atajado por el seguro portero angelino, Josh Saunders, quien fue claramente el mejor jugador del Galaxy, salvado a su equipo en repetidas ocasiones.

No obstante, la presión de Real era demasiado fuerte y el primer gol finalmente llegó al 32’. Otro genial pase de Kaká encontró al delantero José Callejón, quien puso el balón fuera del alcance de Sounders con un tiro rastrero.

Galaxy no despertaba, llegando sin peligrosidad sobre el arco de Iker Casillas, quien no tuvo que ensuciarse los guantes y más bien era otro espectador. Al 36’, Gregg Berhalter alcanzó a cabecear un centro de David Beckham, pero una vez más no hubo peligro.

Un minuto después Real Madrid incrementaría su ventaja con un tanto de Joselu, quien aprovechó una mala entrega de Beckham y sacó un tiro rastrero que pego en el palo antes de tocar el fondo de la red.

Para el segundo tiempo, ambos técnicos movieron sus fichas. El Galaxy presentó cuatro cambios, incluyendo la salida de Donovan y Ángel por Héctor Jiménez y Adam Cristman, respectivamente. El portero Saunders también salió para darle paso a Brian Perk.  Real Madrid dio cambios a toda su escuadra, dejando en el campo solamente a Coentrao y Callejón.

La combinación de Cristiano Ronaldo y Karim Benzema empezó a notarse tempranamente, y fue Ronaldo quien anotó el gol de la noche. Sobre el minuto 53’, el estelar portugués burló a la defensa angelina caracoleando como suele hacerlo y sacó un fuerte disparo para darle el tercer tanto a Madrid.

El desdibujado Galaxy seguía sin reaccionar y Benzema anotaría el cuarto de la noche tan solo cinco minutos después, cuando definió de cabeza un centro de Coentrao.

Ya con el partido 4-0, Real soltó un poco el pedal, a pesar de que seguían dominando las acciones del encuentro, llegando con tranquilidad sobre el área del Galaxy, equipo que tomó un poco de más fuerza con el ingreso de Jovan Kirovski.

Fue precisamente una maniobra del substituto con la que el cuadro emelesero logró su gol de la honra. Kirovski ingresó al área del Madrid sobre el minuto 67 y mandó un tiro por el piso, el cual fue despejado por el portero Antonio Adán. El balón le quedó servido a Cristman para que éste pusiera el tanto angelino.

Ese momento de desconcentración por parte de Real fue el único que tuvieron, y una vez más lo merengues regresaron a tener el dominio del balón, a pesar de que su intensidad de ataque bajó un poco. Al 70’, el alemán Mesut Ozil por poco aumenta la ventaja del Real cuando quedó solo frente a Perk, quien resolvió la jugada con una buena atajada.

Sobre los 10 minutos finales, el Galaxy adelantó sus líneas, pero nunca mostró una ofensiva fuerte y terminó como empezó, defendiendo ante la fuerte nómina del Madrid.