La Resaca Emelesera: Eclipse en pleno verano

Protagonismo de varios jugadores fue la tónica de la jornada 17


Cuando los astros se alinean siempre el fútbol se alborota. Y aunque siempre es benéfico para el fútbol que exista variedad en el protagonismo, también es muy relevante que las estrellas de la MLS ratifiquen esa categoría.

El ser estrella de la liga, no conoce un antes o un después. Como una cuestión filosófica el tema es simple: ser o no ser.

Aunque el futbol es un juego colectivo, esta semana la mayoría del análisis debe partir desde lo individual.

Dentro de esa realidad ese fue el punto importante para elementos como Carlos Ruiz, David Beckham, Landon Donovan, Rafael Márquez o bien Omar Bravo.

El “Pescado” cerró la semana como el mejor Jugador Latino de la MLS por segunda semana consecutiva. Ese premio fue suficiente para que el técnico de Philadelphia le diera descanso en el viaje a San José en donde el Union sumó un empate sin anotaciones, pero válido para seguir comandando junto a los Red Bulls la Conferencia del Este.

David Beckham y Landon Donovan celebraron por partida doble. El Galaxy obtuvo un gran triunfo en casa frente al Chicago Fire, merced de un gol olímpico de “Becks” que al mejor estilo de los viejos tiempos inclinó la balanza a favor del conjunto angelino, que sumó otro triunfo para consolidarse en el primer lugar.

Además, “Becks” y Landon fueron elegidos para participar en el Juego de las Estrellas de la MLS en donde serán rivales del Manchester United el próximo 27 de julio.

El 2-1 de los angelinos les permite irse como líder del Oeste, previo a encarar su verano internacional ante equipos de la talla del Real Madrid y el Manchester City.

Pero hay que recalcar que el liderato galáctico también fue ratificado en gran parte por el triunfo del Real Salt Lake sobre el FC Dallas (2-0), en una gran actuación del argentino Fabián Espíndola.

Pero las alegrías latinas no tienen por qué ser precisamente alegrías angelinas. El mexicano Omar Bravo al parecer ya encontró el ritmo necesario en la MLS, y esta vez salvó al Kansas City de una derrota en casa, marcando en tiempo de compensación frente a Chivas USA, que se había puesto adelante por medio de Nick LaBrocca.

Pero las figuras eternas de la MLS cambian de camiseta y no de sentimiento o de costumbre. Dwayne de Rosario empezó a cuajar ya en el DC United. En esta ocasión se dio abasto para darle tres puntos a los capitalinos frente a un ex rival de miedo, como lo es el Red Bulls, que debió tragarse una dolorosa derrota en su propia casa, el Red Bulls Arena.

Los neoyorquinos, sin embargo, recibieron la buena noticia que significará la presencia de Rafa Márquez (que se recupera de una lesión) y Thierry Henry en el Juego de Estrellas, que jugará en su patio.

Pero ese es el panorama en la órbita de los líderes en todo sentido. En el aspecto emocional hay equipos que todavía siguen pagando derecho de piso.

El Vancouver Whitecaps soportó una nueva derrota esta vez frente al campeón Colorado Rapids (2-1) y los Timbers de Portland debieron soportar el poder de sus vecinos que los derrotaron 3-2. Al final de cuentas en el futbol no todos forman parte de la misma galaxia.