Getty Images

La Resaca Emelesera: Cacería de brujas

En el preámbulo al inicio de la Liguilla se pronosticaba una cacería de brujas, pero finalmente, todo terminó definiéndose con dos victorias locales y dos de visita. No hubo factor sorpresa, aunque sí una ratificación de viejas teorías que rezan que en una Liguilla, los caminos se acortan y sobrevive el más fuerte, no el que más méritos haga en el terreno de juego.

En pleno fin de semana de Halloween, los dos grandes favoritos al título lograron victorias en sus visitas a Seattle y San José respectivamente. Galaxy y Red Bulls pueden decir a medias que la misión está cumplida.

La única coincidencia en los cuatro resultados del fin de semana es que no hubo victorias por más de un gol de diferencia. Esto habla de lo cerrado de las llaves y del nivel de los contendientes al título. Aquí no vale la tabla general, valen 90 minutos de aciertos y desaciertos.

Los detalles parecen fáciles de explicar, pero dentro del terreno de juego siempre han significado la suma de muchos factores, incluidas escaramuzas propias de una fase final.

Galaxy necesitó de la magia de su goleador, Edson Budle, para pegar primero en la serie ante los Sounders, que de la mano de Sigi Schmid tendrán que prepararse para intentar la proeza en el Home Depot Center.

Sigi conoce muy bien esa cancha, pero también sabe poco de remontar marcadores.

Los galácticos están demostrando que al impacto anímico que supone el retorno a la actividad de David Beckham, también se le puede sumar las actuaciones de un Landon Donovan a gran nivel y el mismo Budle enrachado, para ser los principales candidatos al título.

Pero esto es solo el primer capítulo en el que su antagonista por excelencia en 2010 también cumplió la tarea. El estonio Joel Lindpere fue el artífice de la victoria de los Red Bulls ante el San José, en un juego en el que Rafael Márquez y Juan Pablo Angel mostraron un gran nivel y escribieron un telegrama futbolístico que pueden ser la solución perfecta a las aspiraciones de su club, que todavía deben esperar a Thierry Henry, que es casi seguro se perderá el juego de vuelta.

Colorado Rapids, ante Columbus Crew, encontró el triunfo en los botines de un héroe que estaba más acostumbrado a evitar goles que a gestarlo: el argentino Pablo Mastroeni.

Sin embargo, el dos veces mundialista estuvo en el momento preciso al momento indicado para ser un dolor de cabeza ante el Columbus Crew, que no obstante, se fue del Dick’s Sporting Goods con vida.

La victoria de los Rapids por la mínima diferencia hace que la Pandilla del Crew tenga posibilidades de volver a la vida, en el juego de vuelta. Y en Ohio, solo los valientes sobreviven.

Y el campeón Real Salt Lake, por su parte, dejó en claro cuáles son sus intenciones, pero también sus falencias. Un gol tempranero de Fabián Espíndola solamente sirvió para que el FC Dallas mostrará su mejor versión y marcara territorio con los tanto de Jeff Cunningham y Eric Avila.

El 2-1 en contra deja golpeado al monarca, aunque no de muerte, lo que deja el telón abierto para otra guerra con futbolera en Utah.

La postemporada aún inicia, pero la postemporada está por terminar.

Bookmark and Share